viernes, 26 de julio de 2013

TEORIAS DEL BILLAR A TRES BANDAS - Parte 1 - Teorías básicas a lo largo de la historia


NOTAS SOBRE TEORIA DE DIAMANTES PARA 3 BANDAS
NUEVA NUMERACION DE TRES BANDAS PARA BOLAS SIN EFECTO


GENERALIDADES

En estas notas no pretendemos enseñar las teorías ya conocidas y publicadas por sus autores por que las consideramos propiedades intelectuales.  Simplemente las mostramos sin mayores detalles para que el lector, que ya las ha conocido y estudiado, se sienta familiarizado con ellas cuando se las mencione.  Si el lector se siente atraído por alguna de ellas tendrá que adquirir el texto apropiado en la librería de su localidad o vía el Internet.

ALGO DE RESEÑA SOBRE TEORIAS

Mucho se ha escrito sobre teorías para determinar el recorrido de las bolas en una mesa de billar, en especial para aplicarse al juego de las Tres Bandas, con el  fin de ayudar al jugador a adivinar el recorrido de la bola jugadora por tres y más bandas.


Las teorías que más han destacado son aquellas en donde se aplica efecto a favor a la bola jugadora debido a que en esta forma el recorrido sobre el paño es muy natural. Las trayectorias de bola sin efecto, en cambio, aunque matemáticamente se puede demostrar el recorrido con exacta precisión en el papel, no lo es así sobre el tapete.  Esto se debe a que la bola adquiere, aumenta o atenúa sus efectos al chocar con las bandas. La  magnitud de ello depende de factores tales como  la velocidad de la bola jugadora, la fricción del paño, la rotación que tenía al momento  de tocar la banda y el ángulo de incidencia con la banda.  Si la bola se dirige sin efecto hacia una banda en forma perpendicular, no adquirirá ningún efecto pero si el choque no es perpendicular, entonces saldrá de ella con cierto efecto, cuya magnitud dependerá del ángulo de incidencia.  Parte de este efecto estará presente en el siguiente choque de banda y ya no se cumplirá la teoría sin efecto.  Dependiendo de todos estos factores mencionados, el efecto de la bola aumentará o disminuirá.  En resumen, la bola partió sin efecto pero después de la tercera banda probablemente se comportará como una bola con efecto a favor.  Por ello, las teorías de tres bandas con bola jugadora sin efecto no han prosperado mayormente.

El recorrido de bola con efecto es muy natural justamente por que la bola lo mantiene después del choque con la banda pero hay un problema y es que los ángulos se van cerrando conforme aumentan las bandas de choque y finalmente terminará la bola en una esquina o en banda opuesta (no correlativa).

La bola sin efecto, en cambio,  tiene cualidades maravillosas que aumentan las posibilidades de hacer carambolas con recorridos mucho más efectivos que aquellos logrados con bola con efecto a favor, en aquellas zonas que son desfavorables para las jugadas con efecto a favor.  Las vueltas cerradas o de cabaña, por ejemplo, se hacen más cerradas que aquellas con efecto a favor. En tiros casi perpendiculares a la banda por ejemplo, como es el caso de tiros de 3 bandas en la zona de cabaña, la bola sin efecto entrará a la tercera banda también en forma casi perpendicular. 

En las vueltas abiertas o a lo largo de la mesa, hay posiciones donde la bola con efecto a favor entra en dificultades, en especial a partir del diamante 4 de tercera banda.  A partir de este diamante los retornos se estrechan, razón por la cual el celebre jugador francés Roger Conti continuó la numeración de su sistema empleando medio diamante real por cada diamante de cuenta . Es decir, el diamante 5 fue realmente el 4.5; el 6 fue el 5; el 7 fue el 5.5; etc.   Para la numeración de los diamantes según este famoso jugador, consultar el diagrama Nº 6. No hay ningún tiro de tres bandas con efecto a favor que saliendo de la banda corta desde los diamantes 6, 7 ú 8 de la teoría de bolas con efecto que pueda llegar muy cerca del rincón derecho de ella por tercera banda; mientras que en una jugada con bola sin efecto si es posible ello.  Como veremos más adelante la teoría sin efecto presenta un problema totalmente contrario por que mientras en la con efecto los toques en 3º y 4º banda se estrechan, en esta los toques se extienden más que lo normal y pequeñas variaciones de toque en primera banda causarán grandes variaciones   en tercera banda, exigiendo por tanto un cálculo más minucioso.

En la gran época del billar profesional a tres bandas en Norteamérica, en la mitad del siglo pasado, hubieron jugadores famosos que se caracterizaron por efectuar gran cantidad carambolas de tres bandas con bolas sin efecto.

El siguiente es un extracto del famoso libro de Willie Hoppe “BILLIARDS as it should be played”, pag.26 y en donde se advierte no jugar inadvertidamente con mucho efecto  por que la trayectoria puede sufrir un desvío suficiente como para errar la carambola. El texto está traducido al español:

“Todos los jugadores deberían beneficiarse por la experiencia ganada, tanto de ellos como la mía, a lo largo de muchos años de juego. El mejor exponente de tres bandas con jugadas sin efecto fue el recordado Augie Kieckhefer, muchas veces campeón del mundo en la modalidad carambolas por banda”

Es muy importante conocer y practicar los recorridos de bolas que se iniciaron sin efecto y tratar de descubrir alguna teoría que adivine estos recorridos tan complicados.  Claro está, como ya lo hemos advertido, la bola irá adquiriendo efectos al chocar con las bandas y finalmente se comportará como una bola con efecto a favor.

Antes de cerrar este capítulo, es menester advertir al jugador de billar que todas las teorías de recorridos por banda sirven para ayudar al cerebro en su cálculo subjetivo pero no para reemplazarlo.  El jugador que haga esto último, nunca pasará de ser un principiante y debo confesar que yo mismo fui una víctima de ello.  En el libro anteriormente mencionado de Willie Hoppe  se expone una teoría para recorridos por bandas con bola con efecto natural que fue muy bien acogida y que se emplea hasta ahora con ciertas modificaciones por otros grandes jugadores, como se verá más adelante.  Se tituló “DIAMOND SYSTEM” (Sistema de Diamantes) pero el explicó en este libro que uno debe jugar en forma matemáticamente intuitiva. Veamos el siguiente extracto tomado de la pag. 67:
“En las líneas siguientes intentaré explicar como puede usted aplicar el sistema de diamantes por instinto o diseño matemático. Muchos de los jugadores profesionales que lideran el juego del billar, lo hacen por “instinto”, pero ellos conocen las matemáticas del juego de 3 bandas. Quizás sea más correcto decir que ellos juegan “matemáticamente por instinto””.
 Es decir, el jugador debe calcular con el cerebro y con los números y cuando la diferencia es grande, significa que hay un error por algún lado.  Habrán casos que el jugador haga un cálculo erróneo y la simple supervisión subjetiva o cerebral le advertirá de cualquier error. Lo inverso también es correcto pero si cierra las puertas al cerebro, entonces se pagará por las consecuencias.  Posteriormente la teoría de Willie Hoppe fue analizada y ampliada por el gran jugador francés Roger Contí y finalmente por el excelente jugador Belga y más de 20 veces campeón del mundo en tres bandas, Raymund Ceulemans mejorando aún más la precisión en aquellos ángulos que no son favorables para ella, habiéndose conseguido una precisión francamente admirable; pero jamás dejemos al cerebro a un lado.  Ceulemans llamó a su teoría el “Sistema RC” (¿Raymund Ceulemans?).


Hace pocos años y gracias a la inquietud de mi apreciado amigo panameño Víctor Maduro, quien continuamente está buscando episodios billarísticos no divulgados, se encontró un escrito muy interesante sobre la teoría de los diamantes "de Willie Hoppe”.

Willie Hoppe no hizo la teoría de los diamantes que aparece en su libro “BILLIARDS as it should be played. Veamos el siguiente correo:

 
Maestro Carlos:
 
En 1950 

DANNY McGOORTY
 ( http://www.amazon.ca/McGoorty-Pool-Hustler-Robert-Byrne/dp/1892129493 )

vio a Willie Hoppe en una mesa de billar con su libro "Billiards as it Should be Played" leyendo y tratando de reproducir las trayectorias de las bolas mostradas en el capítulo del sistema de diamantes/tres bandas. Al preguntarle sobre dicha "teoría", Hoppe le contestó que podría ser, pero que se requería una muy buena ejecución.

Hoppe no escribió ese capítulo, el mismo fue introducido en ese libro por el editor   BYRON SCHOEMAN.

Las teorías originales de los "sistemas de diamantes" ("Corner Five" y "Plus Two System") fueron creadas por:

JOHN LAYTON      (falleció en 1981 a la edad de 87 años)

GUS COPULOS    (1887-1956)  Realizó 50 carambolas en 23 entradas, varias veces campeón mundial de tres bandas y una vez de "pool" en 1916.

Vemos pues que es muy improbable que Willie Hoppe haya utilizado la teoría de los diamantes que aparece en su famoso libro.

Antes de dejar este capítulo, debemos aclarar un concepto muy importante. Salvo casos muy específicos, en la teoría se asume un tome de bola, una cantidad de fuerza, una cantidad de efecto y un recorrido que por lo general es natural. Algunas otras teorías combinan diferentes tomes de bola para determinar la cantidad de efecto a usar. Lo inverso también es correcto, pero aún así, no se compara en nada a lo que puede hacer el cerebro.

Resumiendo pues, la teoría trata de resolver una condición sumamente compleja, mediante una simple suma, lo cual es casi imposible. El soldado no debe gobernar al general y este último es el cerebro. Para realizar una jugada de vuelta larga por 3 bandas, la teoría de los diamantes nos da una sola solución que es el punto en primera banda a tocar y si la jugada tiene riesgo de retruque (choque de bolas), habrá que buscar otra. Si uno actúa por instinto, veremos que el horizonte de soluciones se amplía. Podemos tomar más fino o más bola y compensar el tiro variando el efecto para conseguir el mismo punto de llegada; podemos recortar la trayectoria, podemos efectuar un tiro de efecto retenido y finalmente podemos jugar sin efecto o efecto contrario. ¡Toda una infinidad de recursos para casi una misma figura de solución!.

¿Cuál es nuestro consejo? Use la teoría cuando sepa usted que con un tiro natural se logra el punto fácilmente, con buena posición de bolas y no hay riesgo de retruque.

Más adelante explicaremos un concepto básico de solución sin necesidad de considerarlo como una teoría y que combina la intuición con el cálculo de posición.

Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada